Las peleas de gallos.

Una pelea de gallos es un combate que se lleva a cabo entre dos gallos de una misma raza de aves denominada "aves finas de Combate", los cuales tienen mayor predisposición al enfrentamiento por ser muy territoriales. Normalmente se lleva a cabo en una arena palenque, o coliseo, donde el ave que demuestra mejores cualidades en el combate se declara como ganadora. En la mayoría de los casos se realizan apuestas sobre el resultado de la contienda. Los gallos de pelea son criados y entrenados especialmente para este propósito.

La pelea de gallos es considerada como un deporte tradicional por algunas personas, mientras que para otras es un caso de crueldad hacia los animales.

EL ORIGEN

El origen de estas peleas está en Asia. En China ya se celebraban hace 2.500 años y es posible que mil años antes se hicieran en la India. En la antigua Roma eran usadas para adquirir valentía. Posteriormente, esta práctica fue llevada a América por los conquistadores españoles.

 

LEGALIDAD Y OPINIONES.

Las peleas de gallos son legales en la mayoría de países latinoamericanos, así como en Islas Canarias (en el resto de España están prohibidas), y en países de Asia como Filipinas.

El responsable de ADENA en Canarias, única parte de España donde aun son legales, afirmó que "causan graves problemas a los animales, y se ha demostrado que sufren y mueren, por eso entendemos que debería ilegalizarse." Respecto al argumento de los criadores de que "(estos gallos) están en una continua lucha jerárquica y su instinto es matar al rival" respondió que "es cierto el hecho de que la rivalidad entre gallos es instintiva, pero otra cosa es que se le entrenen y se les ponga en un sitio específico con el único objetivo de que se maten" y que "una cosa es la competencia instintiva y otra cosa es propiciar el espectáculo con la pelea y la muerte de los animales".[2]

En muchos lugares, las peleas de animales están estrictamente fuera de la ley, basadas en la oposición a las apuestas, la crueldad animal, o ambas. En México, las peleas de gallos son legales sólo en determinados establecimientos. Normalmente se llevan a cabo en los palenques, los cuales constan de un ruedo hecho de madera cuyo centro se encuentra repleto de tierra compactada para el mejor desempeño de los gallos. En el centro es marcado un cuadro con cal de 4 m por lado y unas líneas que atraviesan de centro a centro cada lado. Finalmente es marcado el último cuadro en el mero centro de esta arena que mide 40 cm de lado y es donde son introducidos los gallos cuando ya no pueden combatir de lejos. En el Perú no existe ley que impida su correcto funcionamiento en todos sus departamentos, el espectáculo de lleva a cabo en Coliseos, los cuales tienen como ambiente principal a un ruedo de arena (o de dos ruedos como es el caso del Coliseo de Gallos de Pico y Espuela "Monumental" de San Juan de Lurigancho - Lima), accediendo a este por medio de 03 ingresos (Juez, derecha e izquierda), de estos últimos emergen los gallos con sus respectivos careadores, y el Juez tiene como elemento principal de careo una tabla de madera.

En los Estados Unidos, las peleas de gallos fueron prohibidas en los 50 estados. El último en ilegalizarlas fue Louisiana.[3] Treinta estados y el Distrito de Columbia han declarado ilegal la posesión de gallos con propósitos de pelea. También es ilegal ser espectador de una pelea de gallos en 40 estados. A nivel federal el Acta de Protección de Animales establece como ilegal el transporte interestatal de gallos a áreas que prohíben las peleas de gallos.

En el territorio norteamericano de Puerto Rico, en cambio, las peleas de gallos son consideradas un deporte y forma parte de cultura del pueblo, contando así con ciento veintiocho establecimientos llamados galleras para el desarrollo de este deporte o costumbre de pueblo.

Aun cuando las peleas de gallos son ilegales en la mayor parte de Estados Unidos, se sabe que toman parte peleas de gallos ilícitas a nivel nacional. La aplicación de la ley ha indicado que apuestas ilegales se llevan a cabo en las peleas de gallos, y que miles de dólares cambian de manos durante estos eventos. Los ingresos de las peleas normalmente no se reportan en la recaudación de impuestos. Las autoridades también han notado que la distribución de drogas ilegales está conectada a las peleas de gallos: investigaciones de actividades sobre tráfico de drogas usualmente conducen a peleas de gallos. Esto no significa que todos, ni tan siquiera la mayoria de los galleros trafiquen droga.

En el caso de la Inglaterra antigua, las peleas de gallos, junto con el deporte barbárico de lanzamiento de gallinas, era la diversión principal en el Shrove Tuesday (día martes feriado). Sin embargo, la opinión pública se declaró en contra de estos deportes de una manera inequívoca.

La prohibición de las peleas de gallos ha dado ha lugar a la cría de castas desarrolladas para demostraciones del show u otros propósitos, siendo notables las razas Modern Game (su característica son piernas extremadamente largas) y Old English bantam (esta entre las razas más pequeñas de gallinas). Un ejemplo más importante es el Cornish (desarrollado a partir de la casta Asil) que forma parte de la cría de Fryer/Broiler.

 

LAS PELEAS DE GALLOS EN EL ARTE Y LA CULTURA POPULAR.

En 1759, el artista inglés William Hogarth publicó The Cockpit, una sátira sobre peleas de gallos. La pelea de gallos fue alguna vez un tema importante en el arte. La pintura "Pelea de gallos" de Jean-Léon Gérôme y la estatua "Winner of the Cockfight" de Alexandre Falguière, ambas en el Musée d'Orsay, son ejemplos notables, aunque en estos casos se hace más énfasis en la desnudez de los cuerpos de los dueños de las aves, que en la pelea de estas últimas.

Este término también es usado en hip hop, refiriéndose a la competición llevada a cabo entre dos Mc que se van turnando en rimar durante un periodo de tiempo. Una vez han acabado los dos participantes, el público o algún jurado elige al que creen que lo ha hecho mejor, siendo el ganador de la batalla. En muchas ocasiones, el ganador pasa a la siguiente ronda de un campeonato, habiendo competiciones a nivel nacional.

En algunas regiones las riñas de gallos son equipadas con espolones artificiales de plástico, hueso de pescado, carey, acero, que permiten que las aves puedan herir a su oponente más fácilmente que con sus espolones naturales. En otras variaciones de riña, los espolones naturales son cubiertos con una envoltura para prolongar los combates. La riña sin espolones artificiales o sin envoltura en los mismos se le denomina como pelea a "talón desnudo". Otra modalidad de arma en la riña de gallos, es la utilización de una navaja en la pata izquierda del animal, con medidas y formas variables, (desde 1/4 pulgada hasta 4 pulgadas), suplantando de este modo, a su arma natural de pelea, esto se lo practica en USA, México, Nicaragua, Honduras, Perú, Filipinas, en el resto de América se practica este deporte con espuelas naturales o artificiales.

En México, aunque en la capital están prohibidas, las peleas de gallos forman parte de un lucrativo negocio que las combina con espectáculos musicales en casi todas las ferias y fiestas regionales y se llevan a cabo en recintos llamados palenques de gallos. En los estados de México; Jalisco y Sinaloa son donde las peleas de gallos se encuentran más.

La riña de gallos se efectúa normalmente en igualdad de condiciones entre los ejemplares que participan tanto en su peso como su arma (natural o postiza), la finalidad de las riñas es seleccionar al ejemplar que demuestra mejores cualidades para el combate, acción que la realizaría en estado salvaje con el fin de ser el reproductor de su parvada, hasta la aparición de un nuevo oponente o retador ya sea un macho joven o adulto.

En la República Dominicana esto se ha convertido en un deporte legal, donde varios entrenadores llevan sus ejemplares a lugares llamados "galleras" y donde se apuesta dinero. Aquí no es cosa rara ver a deportistas de grandes ligas disfrutando de las peleas de gallos, y a grandes empresarios e industriales.

En este mismo país se llama "trabero" a quien cuida o da entrenamiento al gallo, "gallera" al lugar donde se echan las peleas, "traba" al lugar donde se crían y se entrenan estos animales y "coliseo" a una gallera de un nivel mucho alto. Solamente hay dos coliseos: uno en Santo Domingo[su capital] y otro en Santiago de los Caballeros.

Han habido torneos patrocinados por compañías millonarias e invitaciones de galleros de Puerto Rico a participar en dichos torneos. Hay que destacar que las peleas de gallos es común en República Dominica y está regulada por el ayuntamiento de su municipio cabecera.

En el año 1996 el gobierno por ley prohibió el uso de las espuelas hechas con concha de carey y se introdujeron para la venta las espuelas plásticas en todo el país, esta medida era para proteger el carey que se encuentra en vía de extinción.

PUERTO RICO

 

es el paraíso en el deporte de las peleas de gallos, conocido también como el deporte del pico y las espuelas y el deporte de los Caballeros. En la Isla hay activas 128 galleras incluyendo el Coliseo Gallístico de Puerto Rico en Isla Verde al lado del aeropuerto internacional Luis Muñoz Marín y frente a la zona hotelera de Puerto Rico.

En Puerto Rico se pelean gallos todos los días del año en distintas galleras a través de la Isla, se apuestan millones de dolares durante todo el año y las apuestas son legales, siendo el padre de la ley de gallos el Sr. Rafael Martínez Nadal.

Se le conoce como el deporte de los Caballeros ya que es el deporte donde usted juega verbalmente con otra persona desde un dolar hasta miles de dolares durante una pelea sin tener que firmar documento alguno empeñando solamente su palabra de Caballero y al final de la pelea el perdedor muy caballerosamente paga al ganador el dinero apostado.

Tenemos en Puerto Rico Galleras con todos los lujos y facilidades donde varios días a la semana se reúnen un grupo de buenos deportista y vienen personas de otros países a pelear sus gallos; este es el caso del Coliseo Gallístico de Isla Verde en la zona hotelera y a solo cinco minutos del aeropuerto Internacional por donde llegan a Puerto Rico todos los viajeros procedentes del exterior. Quiere decir que usted se puede dar un paseíto por la mañana a Puerto Rico, juega su gallo y por la tarde regresa a su hogar o continua disfrutando en uno de nuestros atractivos hoteles y de la alegría y camadería del público puertorriqueño.

En el Coliseo de Isla Verde en particular se casan gallos (casar es echarlo a pelear con otro de igual peso e igual edad) con postas desde $ 200.00 en adelante hasta varios miles de dolares y luego usted puede apostar a su gallo la cantidad de dinero que desee con las personas que van al gallo contrario.

El deporte de los gallos en Puerto Rico es regulado por el Departamento de Recreación y Deportes quien a su vez es la entidad que otorga los permisos para operar las galleras. Por reglas ninguna gallera puede casar mas de 35 peleas en un día de jugada regular que es el equivalente a 70 gallos los cuales pelearan por espacio de 15 minutos máximo y donde interviene un juez de valla (valla es el redondel donde pelean los gallos) que es el único que tiene potestad de intervención durante todo el transcurso de la pelea.

Una vez casados los gallos los dueños de estos no vuelven a tener contacto físico con los mismos en ningún momento( ya que los gallos pasan a las jaulas de exibición para que el público los aprecie antes de estos pelear) exepto cuando llaman a los dueños para que armen sus gallos (armar es ponerle las espuelas en las patas para que hieran a su contrario) y en todo momento estos son supervisados por otro juez el juez del armadero.

Después de armado los gallos estos son entregados al juez de armadero para que sean limpiadas sus plumas y patas para evitar cualquier contaminación, sustancia extraña prohibida que se le pueda poner al gallo para sacar ventaja. Luego de limpiados estos son llevados a la valla por dos empleados del juez de armadero y entregados al juez de valla con las postas,los gallos son metidos en dos cajones de plástico para luego soltarlos a pelear y el publico apostador tiene dos minutos antes de comenzar la pelea para realizar las apuestas al gallo de su preferencia, luego de comenzada la pelea el publico podrá seguir apostando a cualquiera de los gallos y la pelea no podrá extenderse por mas de 15 minutos o puede terminar en cualquier momento por muerte del otro gallo, huida (huida es que luego de pasado el primer minuto de pelea uno de los gallos no quiera pelear) o tumbe (tumbe es el que cualquiera de los dos gallos no esté parado en sus dos patas por espacio de un minuto) el cual perderá la pelea; si los gallos llegan al tiempo reglamentario de 15 minutos y ambos están parados en sus patas o ambos están acostados la pelea será declarada tabla (tabla es que los dos gallos empatan y no hay ganador o perdedor) y el dinero entregado a los dueños de los gallos en partes iguales.